Connect with us

Fobias

Síndrome de la cabaña: cuando nos aterra salir de casa

Síndrome de la cabaña: cuando nos aterra salir de casa

síndrome de la cabaña

Recientemente, muchas personas están viviendo un fenómeno muy particular denominado síndrome de la cabaña. Este, consiste en experimentar una serie de sensaciones y temores ocasionados por la idea de salir de casa, especialmente tras la pandemia que se ha mantenido en muchas partes del mundo motivado al Covid-19. ¿Quieres conocer más al respecto? ¡Continúa leyendo! 

Origen del término                                                                                          

Aunque efectivamente es un término ideal para describir la situación que gran parte de la población está viviendo hoy en día, la realidad es que el origen del término es mucho más antiguo. Se remonta hacia el siglo XX. En esta época, debido al invierno, los colonos americanos pasaban prolongados lapsos de tiempo encerrados en sus cabañas.

¿Qué sensaciones desencadena el síndrome de la cabaña?

síndrome de la cabaña

La sensación de encontrarse encerrado empieza a intensificarse tras largos períodos sin poder salir ni desenvolverse en las rutinas diarias a las que una persona está acostumbrada.  Esto desencadena una serie de sensaciones negativas asociadas al temor. Entre algunas de ellas, se encuentran las que se mencionan a continuación:

Ansiedad y/o depresión

La sensación de estar todo el tiempo encerrado en cuatro paredes viéndose limitado o coartado puede desarrollar en las personas más débiles conductas depresivas o ansiosas, así como pensamientos fatalistas.

Apatía y frustración

Uno de las principales características del síndrome de la cabaña es que la persona pierde la motivación por las cosas que naturalmente le gustaban o le divertía realizar.

Falta de concentración y dificultad para recordar

A nivel cognitivo, las dificultades para concentrarse pueden ser muy comunes y se encuentran vinculadas a los trastornos de ansiedad que no le permiten al individuo concentrarse en la realización de una sola cosa.

Terror exacerbado a salir a la calle                                                

En las circunstancias actuales, es natural que las personas suelan tener miedo a salir a la calle e incluso lleguen a desarrollar trastornos hipocondríacos. Ante el temor de verse contagiados o enfermos, así como enfermar a alguno de sus familiares, la mente puede desencadenar pensamientos negativos.

Síndrome de la cabaña y pandemia del Covid-19

síndrome de la cabaña

Las sensaciones que trae consigo este padecimiento pueden ser muy peligrosas, ya que pueden conducir a un individuo incluso hacia el suicido o la autolesión. Debido a la pandemia que todavía se está viviendo alrededor del mundo, muchas personas han desarrollado patologías psicológicas que han requerido de terapia y ayuda profesional.

De hecho, el número de suicidios ha incrementado en muchas naciones desde finales del año 2019, así como también el número de personas de cualquier edad que han buscado asistir a terapia para saber lidiar con las sensaciones que ha ocasionado el encierro de tantos meses para preservar la salud física.

Tratamiento

Lo más recomendable en estos casos es asistir a terapia. Allí te podrán brindar herramientas para lidiar con estos sentimientos y poder recuperar tu vida normal. Sin embargo, hay ciertas acciones que puedes realizar y pueden ayudarte a sentirte mucho mejor, tales como las siguientes:

Mantener una rutina

Con esto, no se hace referencia a que adoptes una vida monótona, sino a que te fijes horarios. Estar en casa todo el día no significa pasarte el día en pijama o deprimido. Si estableces horarios para realizar tus actividades diarias, podrás ocupar parte del tiempo para distraerte y despejar la mente.

Fijarte espacios

De manera muy similar al apartado anterior, estar en casa todo el día tampoco significa tener que realizar todas las actividades en tu habitación. Si te fijas un lugar para estudiar o trabajar distinto del lugar para comer, lograrás mantenerte más enfocado y así podrás mantener la sensación de que realmente las cosas no han cambiado mucho.

Cuidar tu salud física

La salud física también es importante, es por esto que puedes realizar ejercicios en casa o si en tu ciudad está permitido, salir a correr o dar un paseo con tu perro unos pocos minutos para empezar a hacerte otra vez a la idea de la nueva normalidad.

Expresa tus emociones

No te quedes callado, si te sientes atemorizado o con sentimientos de tristeza y desesperación, llama a un amigo o a tu familia y cuéntales cómo te sientes. No guardes tus sentimientos, esto puede resultar una carga más pesada y empeorar tu situación.

Evita aislarte

Es cierto que no es el momento adecuado para hacer fiestas, reuniones o salir todos los fines de semana. Sin embargo, en la actualidad existen muchas herramientas tecnológicas ideales para comunicarte con tus seres queridos. No dejes de escribirles un correo electrónico, comunicarte por WhatsApp, o realizar videollamadas con ellos.

¿Cómo volver a salir a la calle?

Puede que todos los consejos expuestos anteriormente te ayuden a sentirte un poco mejor, pero eso no quiere decir que cuando llegue el momento de salir a hacer compras o algún trámite, el temor desaparecerá por completo. De hecho, lo más probable es que no sea así.

No obstante, con ayuda de un terapeuta o psicólogo y entendiendo que las salidas deben ser graduales para que puedas ir lidiando poco a poco con tus sensaciones, podrás lograr volver a sentirte prácticamente a gusto fuera de casa. Ten presente, que este puede ser un proceso largo, pero si pones de tu parte seguramente conseguirás superar este temor.

Pero, el síndrome de la cabaña, ¿es realmente un síndrome?

Aunque es parte de la terminología médica, lo cierto es que no es considerado una enfermedad mental. La mayoría de expertos aseguran que se trata de una serie de síntomas a los que se las acuñado un nombre para identificarle. Sin embargo, es importante destacar que no se trata propiamente de una enfermedad psiquiátrica.

Aunque de no tratarse de manera oportuna, podría llegar a desencadenar diversos tipos de angustias en las personas afectadas, reduciendo la calidad de vida de manera notable, incluso en el peor de los casos, llegando a tener consecuencias mortales.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *